Declaración de la filosofía

Muchas parejas tienen problemas para postponer o concebir cuando deciden que quieren tener hijos. Hay muchos métodos técnicos para ayudarlas. Pero también existen los naturales y tienen un alto índice de éxito 98,5%.

Enseñar los métodos naturales de planificación natural no es muy rentable, pues cuando una mujer aprende se hace autónoma para siempre, no necesitará comprar un fármaco para tomar durante toda su vida fértil, le enseñará probablemente a sus hijas y más tarde a sus nietas.

Sin embargo pensamos que así ha debido de ser desde hace cuarenta años, todas las mujeres deberían saber como reconocer la ovulación y los periodos de infertilidad. Nos sorprende que no haya avanzado más este aprendizaje, no es difícil, económicamente es muy rentable, respetan la fisiología de la mujer y además, se pueden detectar alteraciones de forma precoz.

Nuestra filosofía es ponernos al servicio de esta enseñanza, con agradecimiento a los que la han desarrollado hasta ahora y poniendo nuestro granito de arena en lo que consideramos un derecho de las mujeres y de las familias.